Recursos Comunidad

No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas (Salmos 105:15). Dios llama mi ungido a la persona escogida por él. Todo creyente recibe la unción del Santo; esta unción es señal de dedicación y preparación para servir a Dios. Si tú has aceptado a Jesús como tu Señor, su unción está sobre tí. Oración: Señor, vierte sobre mi el aceite de tu unción. Amén.

 

 

Winamp windows Media Player Real Player QuickTime

 

 

Canción actual: Cargando ...
Título de la señal:
Tasa de bits:
Oyentes actuales:
Oyentes simultáneos:
Estado del servidor:
Estado de la Fuente:



Necesita Instalar Flash Player para usar este reproductor
Powered By RedTie Marketing

New Day Global Mission
310 Armstrong Rd.
Rochester, NY 14612
Tel: (585) 621-0699
© 2008, All Rights Reserved